Orejas de carnaval

Deja un comentario

febrero 9, 2013 por Noela Rey Méndez

Receta para el carnaval (y el resto del año)

Comida

Ricas orejas, orellas, hojuelas…

Las orejas tienen tantos nombres como preparaciones, así que en este caso optamos por una de las más sencillas y que menos ingredientes necesitan. Eso sí, están igual de deliciosas.

INGREDIENTES (para unas 40 orejas):

  • 2 huevos
  • 150 gramos de manteca de vaca (podría servir también mantequilla)
  • 2 botes de esencia de anís (unos 10 ml. cada uno)
  • Unos 400 gramos de harina de repostería
  • Medio vaso de agua templada
  • Azúcar

ELABORACIÓN:

Primero metemos la manteca de vaca (o la mantequilla, en su caso) en medio vaso de agua templada para diluirla bien. Batimos dos huevos y le incorporamos la manteca ya casi líquida. A continuación, incorporamos la esencia de anís y removemos muy bien.

Llega el momento de empezar a incorporar la harina y amasar. La cantidad de harina necesaria dependerá tanto de la manteca usada como del tamaño de los huevos, de modo que habrá que ir incorporándola tamizada y amasando hasta que quede una masa elástica. Un buen truco para saber cuando está lista es comprobar que si la alisamos sobre la mesa sin harina no se nos queda pegada.

Orejas de carnaval

Una masa compacta y elástica

Cuando tengamos la masa lista empezamos a estirarla hasta que quede casi transparente y vamos cortando cada oreja. El tamaño de cada unidad dependerá de nuestro gusto. En zonas como A Coruña se hacen casi del tamaño de una sartén, mientras que en el sur de Pontevedra y en Santiago se prefieren más bien como la palma de una mano.

Masa de orejas

Cada uno le da la forma que prefiere

Al tener varias ya cortadas empezaremos a calentar el aceite (no es necesaria mucha cantidad, ya que las orejas son muy finitas) y, cuando esté bien caliente las echamos. Un truco para que queden más finas todavía y crujientes y les salgan esos peculiares “ojos” que tienen es estirarlas un poco más con las manos antes de echarlas a la sartén.

Pues bien, las freímos hasta que estén crujientes y las sacamos a una bandeja untada de azúcar y, sobre ellas, echamos más azúcar. Y así hasta rematar con toda nuestra tanda de orejas. Como ya os habréis dado cuenta, el toque azucarado se le da al final de la fritura y no en la propia masa, lo que convierte este producto en un buen postre y también en un magnífico acompañante del café o de una merienda.

Tiempo de elaboración: 40 minutos

Dificultad: Media

Aporte calórico: Alto

Anuncios

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Publicaciones anteriores

febrero 2013
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728  

Si quieres estar al día de las últimas novedades de Lapaperolas, introduce tu dirección de correo electrónico en el cuadro inferior y las recibirás al momento en tu bandeja de entrada.

A %d blogueros les gusta esto: